Hoteles Por el mundo

Un nuevo abanico refresca Pekín

dmo checking in wangfujing 00 hero wangfujing hotel arrival 1

Cuando se abren las puertas de Mandarin Oriental Wangfujing en la capital china de Pekín, echamos un vistazo a las características de diseño y los detalles arquitectónicos que no debe perderse al registrarse.

Crear un abanico para cada nueva propiedad es una tradición del Mandarin Oriental, y este diseño particular se inspiró en el creciente poder e influencia de la capital y la naturaleza de China, en particular la temporada de primavera. Tim Yip, quien ganó un Oscar por su dirección artística en la película «Crouching Tiger, Hidden Dragon«, optó por una mezcla de seda y papel. Para enfatizar la conexión con la naturaleza, el tejido está incrustado con partes de hojas y pasto secos, más tres cristales de Swarovski para atrapar la luz.

Adam D. Tihany, en tanto diseñó el MO Grill + Bar para que sea una celebración contemporánea de la parrilla tradicional, un restaurante cómodo y atractivo, que captura el espíritu animado del distrito comercial de Beijing, mientras que emana una elegancia refinada. Para ese fin, hay luces colocadas estratégicamente, pisos de madera con dibujos de chevron, sillas de comedor de madera oscura y sofás tapizados en telas tradicionales de inspiración china. No te pierdas las fotografías antiguas de Pekín, que muestran la vida cotidiana en una época en que la capital se movía a un ritmo más suave.

Un cardúmen es protagonista en una escultura que fue diseñada especialmente por la mente creativa detrás de muchos de los edificios más innovadores del mundo, el reconocido arquitecto internacional Frank Gehry. Los tres peces, en rosa, melocotón y rojo, parecen perseguirse en una formación circular. Crear lámparas con forma de pescado a partir de fragmentos de fórmica, es un proyecto personal caprichoso para Gehry, que ha creado unos 150 a lo largo de los años. Esta, sin embargo, es la primera vez que un pez Gehry de tonos múltiples estará en exhibición pública.

Adorar la calma

El silencio y la comodidad de la biblioteca es el lugar perfecto para explorar la formidable colección de libros, incluida la colección completa de Artes Chinas en 60 volúmenes, que abarca los tesoros artísticos de la nación durante 5.000 años. Fue inspirada por una figura histórica de la vida real, el australiano Ernest Morrison, un asesor del gobierno que una vez vivió en el área. Es un lugar contemplativo, reflejado en el diseño sobrio, que permite que las obras de arte, los libros y los artefactos brillen.

Podría decirse que hay allí una de las vistas de habitación de hotel más sensacionales de la ciudad, sino del mundo, a través de la icónica Ciudad Prohibida. En todo el hotel se pueden encontrar sutiles inspiraciones de diseño de la época imperial. Los cuatro postes de la cama en los cuartos es una referencia a las cámaras para dormir de los príncipes que alguna vez vivieron en el área de Wangfujing en sus grandes mansiones. Otras aluciones al diseño chino tradicional incorporan flores y árboles armoniosamente alineados y se pueden encontrar en los cabecera de cama.

La inspiración de diseño para Café Zi fueron las casas de los príncipes imperiales que se encontraron en el área inmediata de Wangfujing. Los príncipes no escatimaron en la decoración de sus espacios con patio, donde vivían y se divertían, y Café Zi es una interpretación contemporánea de ese estilo de vida. Las gloriosas curvas y el elaborado mosaico en tonos rojos de jarrones, platos y jarras de diferentes formas se encuentran entre los muchos toques de diseño sutiles que se encuentran.

Puede que sea el destino contemporáneo más caluroso de la ciudad, pero el tema de diseño de MO Bar se inspira en el pasado. En particular, en los boticarios chinos que mezclaron pociones con una amplia gama de hierbas y plantas para producir remedios eficaces, no totalmente diferentes al papel de los mixólogos de MO Bar, que ofrecen una variedad de cócteles inspirados en la vida, el arte, la cultura y la cultura de Beijing. Los toques sutiles se remontan a los días de los practicantes de medicina tradicional cuyas farmacias tenían una serie de cajones extraíbles para almacenar sus ingredientes.

Dejá un comentario