Brasil Comer y Beber Por el mundo

Todas las estaciones de Asia en Río

Mee 2

Mee es el primer restaurante panasiático de lujo, está junto a la piscina del Copacabana Palace

Asia es el continente que se encuentra emergiendo en las tendencias culinarias en su conjunto. Más allá de las exploraciones que impusieron la moda desde hace años como el sushi, el sake o las sopas tailandesas, el real descubrimiento está sucediendo. Los cocineros de todos los destinos se animan a explorar los rincones de las tradiciones de esa región.

De allí surge la tendencia culinaria más novedosa: la panasiática. Se trata del el sabor de una zona, no de un país en particular. Por momentos se trata de Indonesia, en otro plato se viaja a Tailandia, luego a Singapur y hasta se escabulle hasta China. Esa vanguardia integrada se traslada a las capitales cosmopolitas del mundo, transformándose en una vanguardia de la gastronomía étnica. Pero nada queda en ese sintético resumen: está Camboya, Vietnam, Japón, Filipinas, Malasia… es tan variado, rico, profundo e interminable que resulta un desafío para quien lo enfrenta.

Eso es MEE: el primer restaurante panasiático de lujo de Río de Janeiro en el Copacabana Palace, que exhibe con orgullo su primera estrella Michelin. Su nombre, con la ortografía fonética coreana, significa ‘belleza’.

Después de una remodelación de seis meses, el espacio de 190 metros cuadrados presenta una decoración contemporánea de inspiración asiática con cabinas de estilo chino de tetería y retratos orientales del artista Christian Develter, con sede en Bangkok . Las paredes están pintadas en porcelana china sang-de-boeuf y los separadores de madera al estilo de las pantallas asiáticas crean una sensación íntima. El ambiente oriental se complementa con la música lounge de Shanghai seleccionada por el propio chef y el aroma característico de la habitación con toques de lirio y jengibre.

Sólo palillos

El menú exótico de MEE  lleva a los comensales a un viaje gastronómico por Tailandia, Camboya, Malasia, Singapur, Corea, Vietnam, China y Japón. Los chefs del restaurante aprendieron técnicas culinarias asiáticas en Bangkok antes de la apertura y preparan un menú innovador de especialidades que incluyen ensalada picante tailandesa y cangrejo de sal y pimienta vietnamita en el área del wok del restaurante, apenas separada del comedor por un panel de vidrio.

Un exclusivo bar de sushi sirve una variedad de sushi y ‘SashiMEE’, 10 de los platos de pescado especiales del chef, que incluyen anguila, vieiras y carne de res Kobe, con una salsa de soja especial, y los huéspedes pueden sentarse en un bar largo y ver cómo se prepara el sushi para una experiencia gastronómica interactiva.

Para acompañar la cocina creativa y de concepto, el sumiller de sake Rejane Kawano prepara buenas bebidas con 27 tipos diferentes de sake importado del norte y sur de Japón, uno de ellos es muy adecuado para platos frescos como sushi, sashimi y ensaladas. Este es Bijin Junmai Ginjo, un sake distintivo con un aroma afrutado, con un toque floral y seco.

Degustaciones de esta bebida también se ofrecen en el mismo lugar. Un extenso menú de bebidas incluye 18 creaciones de cócteles, tres de las cuales están diseñadas para transmitir el espíritu de Mee: mango, vodka y especias; higo con manzanilla y ginebra; y Bloody Mary con infusión de pato. Allí es posible seleccionar el sabor preferido de té, que se prepara a gusto personal y se sirve al final de la comida.

El innovador menú utiliza los ingredientes más frescos y finos para brindar a los huéspedes un verdadero sabor de la gastronomía oriental. El chef Kazuo Harada, con más de 15 años de experiencia en cocina asiática. La carta presenta algunos productos nuevos en el restaurante, como yuzu, una fruta cítrica japonesa; hirashi wakame una alga sazonada y merluza negra traída de Chile.

Se perfila como el sitio ideal para los fanáticos de los platos exóticos. El chef combina muy bien los ingredientes típicos asiáticos y el resultado son propuestas como costillas Wagyu servidas con Kabotcha o el Shake Nuta: salmón sellado con miso picante y huevo de codorniz crudo. Valen la pena, son platos armoniosos y sabrosos. 

+info: www.belmond.com

Dejá un comentario