Hoteles

«La actitud es esa pequeña cosa que marca una gran diferencia»

Una frase del más famoso Primer Ministro de Gran Bretaña que se hace carne en The Hyatt Regency London que lleva su nombre. Reabierto tras una renovación, implicó a la familia del célebre Winston para dotarlo de su impronta.

unnamed 9
The Hyatt Regency London

Tonos claros, mirada acogedora al vivistante. Una curva de ingreso que simula un abrazo esperando la visita. Casi una casa grande. Sin embargo, pasar la puerta es entrar a un mundo con horizontes amplios y elegancia entre austera y ostentosa. Dos términos antagónicos que logran encontar un punt medio en este sitio inspirado en el tocayo del hotel, Winston Churchill. 
Las luces calmas, las paredes tranquilas, los vidrios repartidos y el arte con guiños magistrales son el resultado de una simbiótica tarea realizada junto a la familia del fallecido Primer Ministro. 

«Cuanto más atrás puedas mirar, más adelante verás»

De eso se ha tratado la puesta en valor del edificio ubicado en el corazón del West End de Londres, cerca de Hyde Park y los distritos comerciales de Oxford St. y Bond St. «Fue un honor trabajar tan estrechamente con la familia de Churchill para dar vida al carácter y la historia del hotel y estamos encantados con los resultados», dijo Arnaud de Saint-Exupery, vicepresidente del área de Hyatt en el Reino Unido e Irlanda y gerente general del hotel.

Hoy se ve arte original, elementos de diseño icónicos como los diseños textiles hechas a medida, detalles de botones y piezas de muebles de firma que no solo reflejan el amor de Churchill por la artesanía, sino que también celebran la industria británica de sastrería. La relación de Churchill con su esposa Clementine también se depliega en fotografías originales, obras de arte y cartas de amor en todo el hotel.

The Churchill Bar & Terrace, en tanto, fue diseñado por la firma Spinocchia Freund. Allí hay estanterías curadas por Daunt Books, con una variedad de publicaciones que reflejan los intereses de Churchill y su esposa. La escultura de Lawrence Holofcener de Young Winston también se asienta en la terraza al aire libre del bar.

Los espacios ahora utilizan la luz natural y reflejan el estilo clásico contemporáneo del hotel. «Grande y bueno rara vez se refieren al mismo hombre», diría Churchil, aunque puede ser que coincidan en un hotel…

Dejá un comentario