Brasil Hoteles Viajando

Una copa de historia

DSCN1581

Todo empezó cuando el presidente Epitácio Pessoa le pidió al empresario Octavio Guinle que construyera un gran hotel en la playa de Copacabana para conmemorar la celebración del centenario de la independencia brasileña en 1922.

Río de Janeiro se miraba el ombligo. El centro estaba más afincado sobre la espalda de los morros que cerca del océano. Era una ciudad muy diferente de la que es hoy. La playa estaba mayormente desierta y lejos de estar de moda. La gente rica vivía en las montañas, no junto al mar, y la idea de construir un hotel en Copacabana parecía muy extraña. Pero cómo decirle que no a semejante desafío?

Si bien el hotel se perdió por poco el centenario, atrajo una gran atención cuando se inauguró en agosto de 1923. Inspirado en el estilo mediterráneo de hoteles como el Carlton en Cannes, su arquitecto francés Joseph Gire había creado una pieza emblemática, una que instantáneamente colocó a Copacabana en el mapa. 

En la década de 1930, el Golden Room del hotel era el lugar de espectáculos número uno de América Latina, con artistas como Josephine Baker, Ella Fitzgerald, Marlene Dietrich y Nat King Cole. En 1933 se convirtió en el telón de fondo de la película Flying Down to Rio (Volando a Río), la primera película en la que Fred Astaire y Ginger Rogers bailaban juntos. A lo largo de los años, el hotel ha recibido una larga lista de celebridades, incluidos Marilyn Monroe, Rita Hayworth, Tony Bennett, Gene Kelly, Orson Welles, Nelson Mandela, Bill Clinton, El Príncipe y la Princesa de Gales, el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía de España, Madonna, los Rolling Stones y Paul McCartney, mientras que la supermodelo brasileña Gisele Bundchen se encuentra entre quienes llaman al hotel su segundo hogar. El Libro de Oro del Palacio de Belmond Copacabana, lleno de las firmas de los invitados VIP, es tan valioso que está encerrado en una caja fuerte y deben usarse guantes blancos antes de manipularlo. 

Vida más allá de la historia

Si bien el hotel se había convertido en una belleza algo deslucida cuando Belmond lo adquirió en 1989, ha renacido como uno de los grandes hoteles de lujo del mundo. La compañía invirtió más de 50 millones de dólares en este edificio histórico, actualizando todas las habitaciones y mejorando la hermosa piscina. Para 2012 era hora de otra renovación importante y una inversión de otros 15 millones tuvo lugar. El diseñador francés Michel Jouannet, quien también supervisó la renovación del Belmond Hotel das Cataratas en Iguassu Falls y el Belmond Hotel Cipriani en Venecia, amplió el vestíbulo principal para casi duplicar su tamaño anterior y renovó todas las habitaciones. Belmond Copacabana Palace sigue siendo uno de los mejores lugares para alojarse en América Latina.

Andréa Natal, Gerente General Andréa Natal, la mujer detrás del icónico hotel, es una de las empresarias más reconocidas de Brasil. Apasionada por su trabajo y su ciudad, los últimos 20 años de su vida se han dedicado al hotel al que también llama hogar. Andréa vive en él como gerente residente con su hijo y dice que, incluso cuando trabaja sin parar, no cambiaría su empleo por el mundo. 

Nacida en Petrópolis, en las montañas del estado de Río de Janeiro, Andréa se graduó en administración hotelera en la Universidad Estácio de Sá en 1980. Cuando fue a la universidad, su ambición era viajar por el mundo y nunca soñó que algún día llegaría a ser General Gerente de un hotel legendario en su propio país.

La carrera de Andréa comenzó en Le Méridien en Copacabana y en 1981 fue transferida a otro hotel del mismo grupo en Salvador, donde trabajó durante casi cuatro años. Llegó a trabajar en el Copacabana Palace en 1990, solo tres meses después de que sus propietarios actuales adquirieran el hotel a la familia Guinle. En ese momento ella era la única empleada en el hotel que trabajaba en una posición de liderazgo. Dos años más tarde, se mudó a San Martin en el Caribe, y luego a Seychelles y a París. Después de viajar a diferentes países y mejorar sus habilidades, regresó en 1996. En 2003 se convirtió en Gerente Residente y el 1 de octubre de 2012, fue nombrada Gerente General. En 2013 participó en el Programa de Gerentes Generales en la Universidad de Cornell, EE.UU.

Andréa ahora maneja un equipo de 670 empleados y es conocida como una líder creativa e innovadora, con una gran mente para los negocios y un gran sentido para la diversión. Cuando el edificio principal del hotel reabrió en 2012, sorprendió a los huéspedes y amigos con una demostración de  natación sincronizada en la famosa piscina del Palacio. Además de estar profundamente involucrada en el proceso creativo, la lista VIP y los detalles operativos, a Andrea le encanta vestirse para el baile de carnaval con un traje espectacular relacionado con el tema. «Mi disfraz favorito de todos los tiempos fue el que usé en el Butterflies Magic Ball en 2010. 

Dejá un comentario