Uruguay Viajando

Colonia, Europa cruzando el charco

Colonia cafe con amor

Un recorrido por las afueras de Colonia, para reconocer las tradiciones y sabores de Europa afincados en el Uruguay.

Partiendo del Sheraton Colonia Golf & Spa Resort, el cinco estrellas donde vale siempre alojarse una noche para disfrutar del más magnífico spa de Colonia del Sacramento, a menos de 40 minutos, se encuentra esta región comprendida entre las localidades de Colonia Valdense, Nueva Helvecia, Rosario y Juan Lacaze. Inmigrantes suizos, alemanes, austriacos y españoles, mantienen sus tradiciones expresadas en la gastronomía, la música y hasta el vestir del Viejo Mundo. 

 

En la zona rural de Nueva Helvecia no puede faltar una visita a una granja productora de los mejores quesos artesanales. Nos recibe Graciela, integrante de una reconocida tradición que se remonta al año 1870, con la llegada de una importante cantidad de inmigrantes suizos. Víctor Waller junto a María Ana Meny, Feliz Celio y Luisa Dafond decidieron continuar en el Uruguay la elaboración de quesos que tenían en su país, adaptándose al clima y hasta las nuevas costumbres y consumo que podían encontrarse en el nuevo mundo.

Colonia Granja La Cumbre

Granja la Cumbre comenzó siendo un pequeño establecimiento lechero y vitivinícola, pero en 1994 está granja comienza en enfocarse solamente en la producción de quesos artesanales. Karina Celio, quinta generación hoy al frente de esta empresa pero familiar, nos cuenta que por cada kilo de queso que allí elaboran, necesitan 10 litros de leche. Así es como con unas 110 vacas en ordeñe, que cada una de ellas dan alrededor de 22 litros diarios, logran producir unos 7000 kilos de queso al mes. La paciencia es fundamental ya que el proceso de maduración de un queso Parmesano puede llevar hasta tres años.

Cheraton Colonia

En paraje, también rodeado de naturaleza, encontramos Heidrum Bier, una pequeña planta de elaboración de Cerveza Artesanal con espíritu vikingo. Aquí nos recibe Eduardo Basino, uno de los socios junto a Adriano y Fernando, en la pequeña cava estilo sótano donde se realizan las degustaciones. Fernando nos señala que cuentan con cinco variedades de cerveza, pero elaboran un sexto estilo propio para cada temporada.

Eduardo también es propietario de Cervecería Berlín, en el corazón de Nueva Helvecia, una antigua casona muy bien conservada donde todas las noches se reúnen los amantes de la cerveza artesanal y buenos tragos.

Colonia restaurante Che Paco Resto

Nos trasladamos apenas unos 6 kilómetros y sobre la Ruta Nacional 1, ya en Colonia Valdense, nos podemos tentar con los platos de Che Paco Resto. Gabriela Rostan es la propietaria y asegura que ya sea al mediodía como en las noches los visitantes encontrarán una cálida atención. Parrillada, bar de vinos y comidas caseras son las opciones que eligen tanto turistas como los locales.

Para el postre, la propuesta es visitar la Chocolatería Extrabaltt, ubicada en una zona de tradición suiza, desde 2014 elabora sus productos con materia prima de Bélgica. En la tienda ofrecen más de 70 diferentes productos con elaboración totalmente artesanal. En ese mismo lugar, Granja los Fundadores, propone una extensa línea de productos artesanales: dulces, mermeladas, jaleas, conservas, además de los ya famosos quesos de receta europea. Pero a los visitantes también les sorprende que quienes atienden lucen la vestimenta típica sueca. Ideal para llevarse una selfie, además de tantas cosas ricas.

Al ingreso a Nueva Helvecia, Té con amor es un lugar único para merendar. Su creadora Andrea Delfino siempre quiso tener un salón de té y decidió abrirlo en su pueblo natal y con una completa delicada vajilla antigua y de estilo de diferentes lugares que fue coleccionando a lo largo de años. Madre de cinco hijos y docente, cambió las tizas y pizarrones por los ritos de las infusiones.

Colonia cafe con amor

Toda la fértil tierra uruguaya atesora viñedos, pero en esta región son centenarios. En la Bodega Los Pinos, siempre de muy buen humor, nos recibe Julio Ingold junto a su familia. Con más de 100 años de historia es la única bodega que aún usa los métodos artesanales en la elaboración de sus Cabernet, Merlot y Tannat, entre otras cepas. Ofrecen recorridos guiados por sus viñedos y la planta de elaboración de los vinos, finalizando con una picada y degustación de tintos, rosados y blancos.  

Sin la necesidad de regresar a Colonia, la invitación es alojarnos en Mon Pettit, en el km 127.5 de la Ruta 1. El hotel de Martín y Eliana se enmarca en un paisaje totalmente vestido de verde. Piscina abierta y un campo deportivo completan la oferta de tranquilidad y paz, a las afueras de la ciudad.