Italia Por el mundo

Con monograma de historia

Florencia y el hotel Savoy parecen una combinación perfecta para alcanzar un viaje de arte y glamour de la época dorada. Equilibrio perfecto que logra la familia Rocco Forte para un proyecto que exhuda exquisitez

Es mucho más que un nombre, es una familia, la de los Forte. A la cabeza están don Rocco, su hermana Olga y sus tres hijos. Detrás hay cuatro generaciones de hoteleros. Es, en todos los sentidos, un negocio familiar; un amor compartido evidente en todas las propiedades, cada una de las cuales emana el estilo angloitaliano innato del Forte, la sofisticación y la calidez.

Su sede florentina, el Savoy, ocupa un lugar de honor en la Piazza della Repubblica. Cara a cara con la Columna de la Abundancia, es el literal punto central de Florencia. Esta configuración impregna al Savoy. Vistas siempre presentes del Duomo o de la Piazza. Emocionante cocina toscana; tragos atravesados por sabores de cosecha propia. Experiencias que abarcan el arte del Renacimiento, degustaciones de trufas y artesanía tradicional. Un diseño que muestra antigüedades, arte local y alta moda italiana.

Ha sido un clásico para los lugareños, su atracción tanto para los florentinos como para visitantes se han mantenido sin cambios durante siglos. Su atractivo perdurable -típico del espíritu de Rocco Forte- está en fusionar su legado con el lujo moderno. Los interiores redecorados por Olga Polizzi añaden confort, modernidad y refrescantes explosiones de fantasía al espacio clásico. Es un plato contemporáneo en una ciudad cargada de historia.

Raíces profundas

El Hotel Savoy está construido en el sitio donde antiguamente se encontraban el Mercato Vecchio y la iglesia de San Tommaso. El trabajo en la propiedad comenzó en 1893 y, una vez completado, fue elogiado por sus toques modernos y lujosos, que incluyen calefacción central, ascensor e incluso luces eléctricas.

La impresionante colección de obras de arte incluye pinturas significativas del artista italiano Luca Pignatelli. El visitante se encuentra con sus llamativas estatuas, representaciones de cabezas, en el vestíbulo. Para celebrar la famosa reputación de Florencia en torno a la artesanía y la moda, las obras de artistas contemporáneos representados en zapatos y sombreros aparecen por todo el hotel.

La Duomo Presidential Suite es una gran propuesta de dos dormitorios que ocupa su propia ala. Con una estética distintivamente florentina, la suite está lujosamente decorada con mesas de bronce y espejos de pan de oro realizados por el diseñador local, Il Bronzetto. Grandes ventanales permiten que la luz natural inunde las estancias y ofrecen espléndidas vistas del impresionante Duomo de Brunelleschi. La paleta de colores elegida reúne turquesas y el papel pintado de estilo selvático se acentúan con mantas hechas a mano con estampado de cachemira en finas telas italianas, que se yerguen sobre la magnífica cama tamaño king.

La sala de estar presenta cajas de libros a medida de Castorina, llenas de obras de autores italianos, y juguetones cojines Timorous Beastie. En el comedor, los huéspedes pueden disfrutar de una copa en el bar privado con todos los servicios. Los baños con azulejos y mosaicos de mármol de Carrara tienen bañeras separadas, duchas a ras de suelo, lavabos dobles y lujosos productos de baño Forte Organics.

Vivir Florencia como Proust

Para descubrir Florencia realmente uno tiene que experimentarlo a través de los ojos de un local. Forte Experience brinda una visión verdaderamente única del destino: ya sea un recorrido fotográfico con un profesional que guía por el centro de la ciudad para capturar los lugares escondidos o una experiencia artística con una clase privada en Florentine Art Gallery Studio.

En la alternativa de experiencia de Perfume Aquaflor se aprenden los secretos de los perfumistas artesanales y se mezcla la propia fragancia a medida en la Maison de Parfum. Después de un recorrido por su atelier, un especialista guia para crear la propia fragancia hogareña.

La Historia de la moda es otra alternativa de tour privado. Se realiza un recorrido elegante por la historia de la moda florentina y se descubren las historias detrás de sellos como Gucci, Pucci y Cavalli. Comenzando en la elegante Via Tornabuoni, se visita la histórica sede de Ferragamo y las mejores boutiques de Florencia.

Otra propuesta lleva a un viaje de vino en Irene, el gran restaurante del lugar. En él es posible unirse al sommelier de las estrellas Filippo Bartolotta, o a un especialista de la Escuela de Vinos de MamaFlorence, para una clase magistral e inolvidable. Durante esta experiencia privada, se prueban los mejores vinos de la Toscana y se aprende a identificar los diferentes tipos.

Como Marcel Proust escribió una vez: “el verdadero viaje del descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos“.

Dejá un comentario