España Europa Por el mundo Viajando

El íntimo museo de Pablo

Jose Lebrero resolucion media
Jose Lebrero

Un museo boutique. Con tamaño justo, acogedor y fuerte en su puesta. Un sitio que responde al deseo de Pablo Picasso de contar con un museo en su ciudad natal. Uno de los tantos aciertos que depara Málaga.

El acierto arquitectónico del Palacio Buenavista en el corazón de la agitada Málaga radica en que ha sabido combinar respeto por el patrimono vernacular con el estilo contemporáneo de una manera muy inteligente. En el corazón histórico de Málaga, a pasos de la Catedral y del Teatro Romano, este museo abierto en 2003, dedica su corazón a una colcción pemanente dedicada íntegramente a Picasso. El patrimonio comprende más de 200 obras entre pinturas, escultiras, cerámicas y obras gráficas comprendidas en e período 1892/1972. Este camino invita a hacer seguimiento de las innovaciones revolucionarias de la trayectoria del pintor.
Una visita a esta joya malagueña es una de las alternativas imperdibles que propone el programa Stopover Hola Madrid de Iberia, una opción para que si se hace una escala en Madrid, se pueda permanecer hasta 6 días sin costos adicionales de vuelo y, además, con una serie de ofertas especiales y beneficios. Entre ellos, un encuentro a solas con el mítico Pablo.

«Como museo monográfico -explica su director artístico, José Lebrero Stals-, su misión esencial es dar a conocer la relevancia y la innovación que generó la obra de Picasso como contribución formal a una nueva nominación de lo que se entiende como proceso creativo en el cambio del siglo XIX al XX. Para ello, las obras, pero también las diversas herramientas formativas y de comunicación que diseñamos en torno a ellas, permiten cumplir este objetivo, creemos que con unos resultados satisfactorios . Deseamos llegar a más personas, pero sin por ello dejar de trabajar subrayando lo esencial: que nuestro artista fue decisivo en lo que hoy sin duda se puede calificar de hito cultural. Libre como artista de someterse a las reglas divinas, elaboró su obra creando un mundo con valores suyos. Cuestionar la fatalidad divina no fue nada fácil; revolverse contra el siglo XIX costó, ya que la pérdida de fe provocó un vacío. Sin embargo, artistas como Picasso llenaron esa pérdida de poesía y esperanza, y abrieron una senda inédita que sería de gran utilidad para muchos otros nuevos artistas. Tratamos de dar cuenta de ello con obras de Picasso que proceden en su totalidad de la colección privada del artista.

– ¿Cómo lograr que valores estéticos que defendían creadores nacidos en el siglo XIX despierten interés en los nativos digitales del siglo XXI?
– En mi opinión, es preciso extraer de las formulaciones estéticas, es decir, de la visualidad del discurso, las ideas innovadoras que lo cimentaron, y contrastar aquellos valores con los propios de nuestro mundo digitalizado y neoliberal. Un reto para conseguir la participación activa de los jóvenes es encontrar los valores de la obra desde su perspectiva; que puedan tener actualidad en el mundo de hoy parece imprescindible. Para ello, hemos empezado a desarrollar proyectos pilotos con jóvenes.

¿Cuáles son los desafíos a los que se enfrentan en el museo cada día?
– Abrimos las puertas prácticamente todos los días del año a un público que procede de todo el mundo y que llega queriendo saber quién fue Picasso. Trabajamos actualmente en un plan para actualizar y mejorar la política de públicos, que tiene entre otros el objetivo de incrementar la participación del visitante en la configuración de la identidad del museo. En 2018 recibimos a más de 600 mil personas . Es algo apasionante, que a la vez nos obliga a revisar seriamente nuestra política de públicos

¿Qué retos imponen los nuevos medios de comunicación?
– Recibimos, por ejemplo, muchas peticiones de información sobre nuestros programas, y por supuesto, sobre la vida y obra de Picasso vía online. Tenemos necesariamente que ir haciendo crecer los contenidos y las facilidades de la web del museo como parte de nuestra política de crecimiento. Uno de nuestros objetivos inmediatos es mejorar el sistema de adquisición de entradas para visitar el centro y participar en las actividades por el sistema de compra online. Por otra parte, estamos empezando a establecer alianzas con algunas de las plataformas universitarias de enseñanza online, para desarrollar modelos piloto de estudios de cultura visual. La transformación digital y el acercamiento a las nuevas generaciones son ahora objetivos prioritarios para nuestro plan estratégico.

Dejá un comentario