Buenos Aires Noticias

El Barolo, de rosa

barolo faro rosa lucha contra el cancer de mama

Para concientizar sobre el cáncer de mama, el faro del mítico Palacio Barolo ilumina de rosa el cielo sobre la Avenida de Mayo.

Uno de los símbolos históricos porteño, que fuera el pico más alto de Sudamérica por muchos años, se sumó a una iniciativa mundial junto a otros edificios emblemáticos de distintos países, para captar la atención de la población y crear conciencia acerca de la prevención y lucha contra el cáncer de mama.

El Faro del Bicentenario, denominado así por el GCBA en el 2010, es un ícono de la ciudad y cumplió 96 años el pasado julio. En sus inicios el Faro gozaba de una enorme potencia otorgada por unas 300 mil bujías, y su luminosidad abarcaba una gran distancia haciendo que su haz de luz se propagara de tal manera que confundía a los barcos del puerto.

Desde 2015, por una iniciativa de Palacio Barolo tours, cada noche de octubre, pinta el cielo porteño de rosa sobre la Avenida de Mayo, en apoyo a la labor de la Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (LALCEC).

Este año además, sumó a la celebración pasada, la participación del coro juvenil de “Los Piletones”, la fundación que preside Margarita Barrientos. La puesta se realizó en la galería, de una acústica asombrosa que invitamos a disfrutar cada vez que alguna actividad lo permite.

Miqueas Thärigen, CEO de Palacio Barolo tours y además médico mastólogo se refirió a este grano de arena en la concientización de cuidados frente a la principal causa de muerte por tumores en la Argentina: «si a una de cada 8 mujeres se les diagnostica con este tipo de cáncer invasivo en el transcurso de su vida, es un indicador de que hay muchas personas que están en riesgo de contraerlo», adviertió Miqueas.

De esta manera, el médico y referente de los recorridos turísticos afirmó que la detección a tiempo es clave para sobrevivirlo.

barolo 1

El Palacio Barolo y su origen novelesco

Con un estilo arquitectónico único, el Palacio Barolo fue construido entre 1919 y 1923 por el arquitecto italiano Mario Palanti, inspirado en la Divina Comedia del escritor Dante Alighieri.

Su estructura de estilo fusiona vertiginosas alturas neogóticas con
una cúpula inspirada en el templo indio Rajarani Bhubaneshvar, que
representa la unión tántrica entre Dante y Beatriz, los protagonistas de
la célebre novela italiana.

Como uno de los puntos más altos de la ciudad, la cúpula mide 90 metros y llega a los 100 gracias a un gran faro giratorio que en la actualidad tiene una potente lámpara con un alcance de 1 km a la redonda que prende su luz y gira cada noche durante las visitas guiadas nocturnas y, como en esta oportunidad, para dar mensajes de concientización.

La experiencia de conocer el interior del Palacio Barolo ofrece circuitos a los visitantes los lunes, miércoles, jueves, viernes y sábados. Tras un recorrido de aproximadamente dos horas, las guiadas nocturnas finalizan con una degustación de vinos: las etiquetas son Dante Alighieri y Beatrice Portinari, para disfrutar de un pequeño show artístico en la Oficina Museo Años ´20, que se encuentra en el séptimo piso.

barolo galeria

Cada recorrido, ya sea de día o de noche, cuenta con la posibilidad de llegar al Faro y disfrutar una magnífica vista de la ciudad de Buenos Aires, hacia los distintos puntos cardinales.

Subir a sus antiguos ascensores o transitar los viejos peldaños de sus escaleras de blanco mármol, hace que las maravillas de la historia cultural y arquitectónica del edificio se sientan a flor de piel. El mejor momento, acceder a la terraza principal del piso 16, con vista privilegiada a la plaza y cúpula del Congreso de la Nación, y darse el gusto de disfrutar de una exquisita cena con show en vivo.

El Barolo es una pasión” , así cierra cada uno de los recorridos. Lo mejor es que pueda comprobarlo por usted mismo.

1 comentario

Dejá un comentario