Noticias

Nuevo código de vestimenta en Aerolíneas y un área de Género

A partir de ahora, las empleadas podrán alternar los uniformes permitidos por la línea aérea. Además, se anunció la creación de la Coordinación de Género y Diversidad

aerolineas
Sin más tacos altos por obligación. Las azafatas podrán alternar, según su comodidad, por los uniformes permitidos.

El código de vestimenta indicaba, en el caso de las tripulantes de cabina, que debían utilizar pollera y tacos altos durante el despegue, el aterrizaje y en los momentos de circulación por los aeropuertos. No obstante, para la atención a bordo podían utilizar pantalón y zapatos con taco de menor altura.

 

Con los anuncios de hoy, a partir de ahora todas las trabajadoras de Aerolíneas Argentinas que vistan uniforme podrán optar, según su deseo y comodidad, por cualquiera de los usos permitidos para las diferentes etapas de prestación del servicio.

Esta decisión formaliza el acuerdo al cual se había llegado, después del diálogo entre la compañía y agrupaciones del gremio aeronáutico.

Diversidad y Género

El dress code no fue el único anuncio celebrado. La creación de la Coordinación de Genero y Diversidad fue otra de las proclamas de la empresa.

Plantea la necesidad de contar con un área que promueva un cambio cultural en toda la compañía, con una mirada inclusiva y transversal, en línea a la perspectiva del Gobierno Nacional.

Estará integrada por una coordinadora y por diferentes mesas de trabajo, en las cuales participarán referentes de las diversas áreas de la compañía y de las asociaciones gremiales aeronáuticas.

Las mesas se agruparán de acuerdo a las siguientes problemáticas:

Perspectiva de Género: enfocada en superar las barreras culturales que han impedido que el desarrollo profesional de las mujeres sea equitativo, estableciendo acciones para garantizar la igualdad en el acceso a puestos laborales culturalmente masculinos.

Diversidad e Identidad de Género: dirigida a promover la inclusión y desarrollar acciones que permitan cumplir con la Ley 26.743 de Identidad de Género.

Discapacidad: detectar acciones que permitan que la empresa se convierta en un ámbito inclusivo tanto a nivel externo como de cara a los pasajeros.

Violencia: Tratar casos de violencia en el trabajo o hacia las mujeres. Promover acciones de capacitación en línea con la Ley. 27.499 (conocida como Ley Micaela).