Buenos Aires Hoteles

Lujo y relax con ojos de turista

vista-habitación-Park-Tower.jpg

El Park Tower ofrece confort, buen descanso y elegancia que lo convierten en una escapada ideal, sin tener que alejarse de la Ciudad

lobby-lounge-park-tower

Solemos pensar que las escapadas funcionan como un bálsamo si suceden en la playa, el campo o las sierras. Pero dejamos fuera de nuestros planes las opciones urbanas para desconectar de la rutina y disfrutar, por qué no,  de pasear por Buenos Aires. Al menos una noche, vale complacerse y mimarse como turista cinco estrellas entre sábanas de suave algodón egipcio.

El reloj de la Torre Monumental se cuela en los ventanales de un lujoso hotel ubicado en el barrio de Retiro. En el horizonte, las grúas del Puerto de Buenos Aires acompasadas por el ritmo acelerado de las cercanas estaciones del ferrocarril. Puertas adentro, la foto se tiñe de otros colores y todo reluce en el hall central del magnífico Park Tower.

El hotel Park Tower pertence al portfolio The Luxury Collection del grupo hotelero Marriott y se destacan por ofrecer experiencias de lujo en cada ciudad en la que se encuentran. Vecino del histórico Sheraton de Buenos Aires, en su interior sobresale en elegancia y si uno pudiera atravesar las dos puertas al mismo tiempo, se daría cuenta de la diferencia.

Si bien comparten amenidades, los turistas tienen claro que se trata de dos edificios diferentes y servicios más glamorosos; los locales aún confunden su geografía al punto de pensar que se trata de un sólo lugar con dos entradas independientes o los que es peor, ignoran su existencia.

Si desde el exterior uno quiere contar los pisos de los que dispone el hotel, la vista se pierde en el cielo. Y es casi un juego desafiante adivinar el número de habitaciones distribuidas dentro de esa torre vidriada que funciona de burbuja a los ruidos de la ciudad.

Algunas habitaciones miden tanto o más que un departamento de dos ambientes de los barrios porteños. Claro que las vistas, en determinados casos, le roban el protagonismo al cualquier king size que asegure el descanso.

En otras, los huéspedes pueden acceder atenciones especiales, como degustar de las opciones dulces del té de la tarde que se ofrece en el lobby lounge. Y si son afortunados en disponer como nosotros de habitaciones como la St. Regis, serán testigo de una mezcla de estilos en su mobiliario y del confort de alta tecnología.

El hotel tienen muchos espacios de ocio para que no sea necesario buscar entretenimiento afuera. Así, las piscinas cubierta y externa,  el área de Helth Club – que comparten en común con el Sheraton, se convierten en opciones ideales para alejarse del bullicio citadino. Allí el tiempo transcurre con el cuerpo extendido en una reposera, con un drink en la mano o inmiscuido entre las páginas de un libro.

Para llegar hasta estas áreas compartidas se deberá atravesar un corredor vidriado que conecta los espacios, con vistas al jardín y a la transitada avenida Alem. De todos modos, aunque más pequeño, dentro de la geografía del Park Tower hay un gym para quienes, aún en vacaciones, continúan con sus hábitos saludables.

Si la estadía es por negocios, los ejecutivos tienen un espacio en el que pueden trabajar con discreción y con  la sofisticación requerida.
El Business Center y  las salas más pequeñas, están disponibles en todo momento y funcionan también como alternativa para las reuniones de las empresas de la zona que deseen contratarlo.

La experiencia se completa con los espacios dedicados a la gastronomía. En el restaurante St. Regis, los huéspedes disfrutan desde temprano de los desayunos que ofrece el hotel. Está abierto a toda hora para deleitarse con su carta de exquisitos platos.

Es un gran recreo para la vista, pues permite admirar la ciudad desde sus amplios ventanales, mientras desayunan  un rico café junto a las múltiples opciones del variopinto menú, que conforma tanto a quienes gustan de una opción tradicional o de la versión americana, para el comenzar el día.

Los pasos del disfrute culinario

La gastronomía del St. Regis Restaurant merece un párrafo aparte.  Ubicado en el segundo piso dentro del  Park Tower ofrece un maridaje exquisito, en un marco sereno y elegante, con un cordial servicio que tiene como objetivo exhibir lo mejor de la cocina del país.

Si bien se puede cenar a la carta, con platos que incluyen opciones para celíacos y veganas, la recomendación es sucumbir ante el menú degustación sugerido por el master chef.

Se puede acceder sin estar alojado pero es necesario reservar previamente. Y, contrariamente a lo que uno suele pensar, el precio es accesible si consideramos la relación precio-placer y el servicio de cada uno de los platos.

Tenga presente que aquí hay que sentarse con tiempo. No hay lugar para estar apurado en una cena como esta. Cinco pasos excelentemente maridados con vinos de la cava del restaurante que se lleva todo los aplausos. Un mix de texturas y sabores por los que vale la pena viajar.

menú-Park-Tower.jpg

F O O D & W I N E
* Jamón de ciervo, tabule de quinoa y ají kotucho en conserva.
* Pulpo al aceto con texturas de ananá y lentejas de naranjas frescas.
* Blanquete de frutos de mar con pesca blanca y verduras a la crema.
* Entraña, papines salteados y criolla de mollejas y manzana caramelizada.
* Degustación de exquisitos postres en pequeñas versiones
El restó es abierto al público en general pero se requiere reservar previamente. Contacto: +5411 4318-9211

+ Info www.marriott.com

Dejá un comentario