Comer y Beber

El somellier de Vittorio Emanuele

Max Ortiz, uno de los pocos argentinos dentro del team que revivirá un lujoso hotel, en el interior de la galería más coqueta de Milán

Max ortiz 2

De chico, uno suele responder sin titubear la pregunta sobre aquello que quiere ser cuando sea grande. Y los sueños, de algún modo, acompañan el camino del crecimiento.  No sabemos con certeza la respuesta de ese niño que alguna vez fue Maximiliano pero, seguramente, esté más cerca del destino que imaginó.

Los días de Maximiliano – Max – Ortiz se tiñeron de oro y se vistieron a la moda. Una varita mágica tocó su hombro y lo puso al frente de un enorme desafío: ser el head somellier de un lujoso hotel, con bar y restó, camuflado entre los pomposos locales de la galería Vittorio Emanuele II de Milán, Italia.

Max La Susana
Max en La Susana

La propuesta llegó de la mano del magnate sueco Alexander Vik, al frente de Vik Retreats, propiedades glamorosas pensadas para el “retiro” (retreats) y descanso, con quien Max mantiene un vínculo cuasi familiar, pues desde hace varios años se instala los veranos en “La Susana Restaurante & Beach Club” – uno de sus complejos en José Ignacio (Uruguay) – como responsable de la cava y del servicio de vinos en el lugar.

Pero esto era diferente por la ambición del proyecto. Se trataba de darle vida nuevamente a uno de los hoteles más lujosos del mundo, el primero en Europa famoso por haber obtenido siete estrellas, con certificado de sábanas de oro y todo.

Un ejército de personas de distintas nacionalidades lleva adelante de la restauración de ese hotel que, hace algunos años, brillara con el nombre de The Town House Galleria, ubicado por encima del local de Prada, a pasos de teatro de ópera La Scala y de la Catedral de Milán. Ahora, bajo el imponente techo cristalino abovedado, relucirá con el nombre Galleria Vik Milano.

El vino llevó a Max por distintos caminos: lo unió a Vicentín Family Wines, a lugares como el Hotel Alvear, el Hotel Faena, el Hotel The Waonui Forest Retreat (Nueva Zelanda), el Gran Bar Danzón o el Zubarah Boutique Hotel Doha (Qatar, Asia), y hasta le tendió un puente a su propio proyecto: The Black Palate Tour, un ciclo de recorridos temáticos ​de vino maridados con puntos turísticos y exclusivos de la ciudad.

Cuando su nombre empezó a sonar entre las paredes de la fastuosa galería, el eco cruzó el Atlántico y la respuesta no tardó en llegar. Un “Sí” gigante pronunció, a sabiendas de todo lo que eso significaba antes de poner un pie en el avión y ser uno de los pocos argentinos que se sumara al exclusivo team.  Ordenar la casa, su vida personal, su trabajo en Buenos Aires, buscar un buen hogar para su moto preciada y empezar a pensar en lengua italiana.

El desafío era interesante pero intenso a la vez. También había que aprender. Estudiar y repasar las regiones del vino del viejo mundo. No todo es malbec en la vida. Buscó a colegas que inmediatamente se pusieron a disposición para aportar más conocimiento al background intrínseco de Max. Y así de a poco fue armando su maleta para no sentirse tan foráneo en un terroir lejano.

vikissimo-bar.jpg
Vikkisimo

Pronto el hotel tendrá su estelar reapertura. Por ahora sólo presentaron en sociedad Vikissimo, el bar que tiene como capitán de las copas a Max. Un espacio que mezcla arte, Dj´s en vivo, vinos, cocktails, que invita a la hora del spritz italiano y, que en poco tiempo, esperan tener abierto las 24hs.

La apuesta es grande. Max lo sabe. Pero también sabe de cumplir, de esforzarse, de manejar su tiempo, y sobre todo, el timing de los otros;  el stock, los platos, las preparaciones, hacer notas mentales, recordar pero olvidar si algo no funciona y recalcular. Sabe que siempre se puede mejorar.  Sabe de recomendar, no de imponer, de chocar las copas y de compartir.  

Tiene claro, aunque hoy esté en un lugar de privilegio, que lo más importante no es que sepan quién es, sino hacer algo por lo que la gente lo recuerde.  Y seguramente así será.

Profile: Max Ortiz

Sobre el autor

Mariu Martini

Locutora. Periodista. Amo viajar,comer y beber rico. Adoro ir a eventos, muestras, paseos y a todo lo que haga la vida más divertida. Y como siempre encuentro un motivo para disfrutar, me gusta compartir mis experiencias para que descubras el placer de la tuya.

2 Comentarios

Dejá un comentario